miércoles, 25 de septiembre de 2013




1 comentario:

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

Me erigí en ABUELA de mi gato, para mimarlo, para CON-SENTIRLO. Creo que he llegado a unificar su alma con la mía.
Hace tiempo que me siento gato.