martes, 10 de julio de 2018

domingo, 17 de junio de 2018

Curiosidades sobre los gatos naranja




Parlanchines, activos o extrovertidos suelen ser características que se asocian a los gatos naranja. Estos pequeños felinos  cuentan con un gran embajador, el famoso Garfield. Cada individuo es un mundo y su forma de ser dependerá mucho de como ha sido su socialización durante los primeros meses de vida, pero en general podemos encontrar muchas similitudes en los gatos de este color.

Los gatos naranja suelen ser machos

El color naranja es transportado por el cromosoma X. En las hembras, podemos encontrar dos cromosomas X y en los machos un cromosoma X y otro Y. Para que una hembra sea naranja, los dos cromosomas X deben de llevar el gen anaranjado, lo cual es más complicado que en el caso del macho en el cual solo es necesario que lo lleve en el cromosoma X, ya que el Y no da información sobre el color si no únicamente sobre el sexo.


El gato atigrado naranja, o Golden Tabby, puede tener tres tipos de manchas en su pelaje.


Atigrado: Es el más habitual y su pelaje ira formando lineas que se repartirán por todo su cuerpo.


Marmoleado: Su pelaje forma franjas anchas de color con forma de remolino a lo largo del cuerpo del gato.


Manchado: El color del pelaje forma manchas distribuidas por todo el cuerpo, como si de un pequeño guepardo se tratase

Como curiosidad, todos los gatos atigrados (también de otros colores que no sean el naranja) cuentan con una M en su frente. Para intentar explicar esta marca característica, las religiones cristiana y musulmana crearon dos leyendas:

En la religión cristiana se dice que en el establo donde nació Jesús había muchos animales y el niño no podía dormirse. Por eso, todas las noches una gata atigrada acudía a acurrucarse junto a él y ronronear hasta que se dormía. Como agradecimiento la Virgen María la acarició en la cabeza y allí apareció la M que fue pasando a todos sus descendientes.


La religión musulmana dice que Mahoma descansaba junto a su gata Muezza que estaba dormida encima de la manga de su traje y, para no molestarla al moverse, corto la manga. La gata agradecida se froto en sus piernas al despertar y Mahoma le acarició en la frente donde apareció la M que fue pasando a todos sus descendientes.


Los gatos naranjas suelen ser muy sociables y extrovertidos así como activos y juguetones. Son ideales para familias con niños porque, aunque al principio pueden mostrarse tímidos, enseguida estarán jugando con cualquiera que les preste atención.

Pero si cuando son pequeños no se realiza una correcta socialización o han tenido una mala experiencia, se pueden volver muy testarudos y distantes. Es importante que desde pequeños se acostumbren al contacto humano positivo y, a poder ser, que permanezcan junto a su madre hasta los 3 meses. Si esto no es posible, debemos ser los encargados de enseñarle lo que aprendería junto a sus hermanos y su madre para lo que es importante no jugar con las manos y enseñarle a controlar los mordiscos y ataques que realiza mientras juega.

Extracto tomado del artículo Datos curiosos sobre los gatos naranjas  publicado en Facilisimo.com



martes, 5 de junio de 2018


Mi amigo el caballo





                                                     Osito querido