sábado, 21 de julio de 2018

La Energía de los Gatos.



Los gatos poseen una conexión con el mundo mágico, invisible. Así como los perros son nuestros guardianes en el mundo físico, los gatos son nuestros protectores en el mundo energético. Durante el tiempo que pasa despierto, el gato va “limpiando” tu casa de las energías intrusas. Cuando duerme, él filtra y transforma esta energía. El gato puede muchas veces estar en lugares con baja circulación de energía Chi vital para poder activar ésta área. Muchas veces el gato se queda mirando para la nada, totalmente concentrado…él de seguro ve cosas que nosotros no vemos, desde insectos microscópicos hasta seres de otras dimensiones.
Muchas veces su gato va para un lugar aislado de la casa y comienza a miar, no es solo atención que él quiere, es una especie de alerta que él está dando: la cualidad de energía de ese lugar necesita mejorar. Nuestros problemas, nuestro estrés diario es absorbido por el gato. Cuando es demasiado y el lugar está muy cargado de energía negativa, no es raro que el gato se enferme. Claro que el gato no es el único responsable por el equilibrio energético de la casa, pero él se esfuerza bastante. Cuanta más armonía exista en su ambiente, menos energía negativa él necesitará filtrar y consecuentemente será más feliz y saludable.
Cuando dormimos nuestros cuerpos astrales se separan del cuerpo físico y van para una quinta dimensión, la dimensión sin tiempo ni espacio: la dimensión en que estamos cuando soñamos. Por falta de entrenamiento y preparación, la gran mayoría de las veces no vemos esta dimensión tal como ella es, en vez de eso la “disfrazamos” y codificamos como nuestro contenido psíquico e inconsciente. Los gatos muchas veces nos acompañan en estos viajes astrales o protegen nuestro cuerpo astral, además de cuidar nuestra pieza de espíritus indeseables cuando estamos durmiendo. Estas son las razones por las que a ellos les gusta dormir con nosotros en la cama.
Los gatos también monitorean nuestra evolución. Durante su convivencia con nosotros, ellos transmiten informaciones a las dimensiones superiores, sirviendo como radares y transmisores. Además de eso, como transformadores de energía ellos ayudan en la cura, desempeñando un papel semejante al de los cristales. Los gatitos son profesores, ellos nos enseñan amar. Un amor libre, no sumiso, respetador del arbitrio ajeno y las diferencias. Por eso tantas personas tienen dificultad en convivir con gatos y los encuentran “interesados”. Primero, tú tienes que conquistar la confianza del gato. Después, tú tienes que aprender a respetarlo. Él te demostrará afecto cuando realmente este preparado y no cuando tú se lo mandes. Gatos reflejan amor. Desde el punto de vista energético, personas que tienen alergia a los gatos son personas que tienen dificultad en dejar entrar el amor a sus vidas.

De acuerdo con Caroline Connor, si hay muchas personas en la familia y un único gato, él puede quedar sobrecargado absorbiendo la negatividad de todos. Es bueno tener más de un gato para dividir la carga entre ellos, sobre todo en esos casos. Si tú no tienes un gato, y de repente aparece uno en tu vida, es porque tú necesitas de un gatito en una época específica. El gatito está queriendo ayudarte. Si tú no lo puedes acoger, es importante que le encuentres un hogar. El gatito llegó hasta ti por alguna razón que tú no puedes comprender a nivel físico, pero tú puedes descubrirlo a través de los sueños. Muchas veces el gatito aparece, cumple su función y se va. 🐈🐈🐈

martes, 10 de julio de 2018

domingo, 17 de junio de 2018

Curiosidades sobre los gatos naranja




Parlanchines, activos o extrovertidos suelen ser características que se asocian a los gatos naranja. Estos pequeños felinos  cuentan con un gran embajador, el famoso Garfield. Cada individuo es un mundo y su forma de ser dependerá mucho de como ha sido su socialización durante los primeros meses de vida, pero en general podemos encontrar muchas similitudes en los gatos de este color.

Los gatos naranja suelen ser machos

El color naranja es transportado por el cromosoma X. En las hembras, podemos encontrar dos cromosomas X y en los machos un cromosoma X y otro Y. Para que una hembra sea naranja, los dos cromosomas X deben de llevar el gen anaranjado, lo cual es más complicado que en el caso del macho en el cual solo es necesario que lo lleve en el cromosoma X, ya que el Y no da información sobre el color si no únicamente sobre el sexo.


El gato atigrado naranja, o Golden Tabby, puede tener tres tipos de manchas en su pelaje.


Atigrado: Es el más habitual y su pelaje ira formando lineas que se repartirán por todo su cuerpo.


Marmoleado: Su pelaje forma franjas anchas de color con forma de remolino a lo largo del cuerpo del gato.


Manchado: El color del pelaje forma manchas distribuidas por todo el cuerpo, como si de un pequeño guepardo se tratase

Como curiosidad, todos los gatos atigrados (también de otros colores que no sean el naranja) cuentan con una M en su frente. Para intentar explicar esta marca característica, las religiones cristiana y musulmana crearon dos leyendas:

En la religión cristiana se dice que en el establo donde nació Jesús había muchos animales y el niño no podía dormirse. Por eso, todas las noches una gata atigrada acudía a acurrucarse junto a él y ronronear hasta que se dormía. Como agradecimiento la Virgen María la acarició en la cabeza y allí apareció la M que fue pasando a todos sus descendientes.


La religión musulmana dice que Mahoma descansaba junto a su gata Muezza que estaba dormida encima de la manga de su traje y, para no molestarla al moverse, corto la manga. La gata agradecida se froto en sus piernas al despertar y Mahoma le acarició en la frente donde apareció la M que fue pasando a todos sus descendientes.


Los gatos naranjas suelen ser muy sociables y extrovertidos así como activos y juguetones. Son ideales para familias con niños porque, aunque al principio pueden mostrarse tímidos, enseguida estarán jugando con cualquiera que les preste atención.

Pero si cuando son pequeños no se realiza una correcta socialización o han tenido una mala experiencia, se pueden volver muy testarudos y distantes. Es importante que desde pequeños se acostumbren al contacto humano positivo y, a poder ser, que permanezcan junto a su madre hasta los 3 meses. Si esto no es posible, debemos ser los encargados de enseñarle lo que aprendería junto a sus hermanos y su madre para lo que es importante no jugar con las manos y enseñarle a controlar los mordiscos y ataques que realiza mientras juega.

Extracto tomado del artículo Datos curiosos sobre los gatos naranjas  publicado en Facilisimo.com



martes, 5 de junio de 2018


Mi amigo el caballo