miércoles, 25 de julio de 2007

Gatín


Este es Gatín, mi gato nuevo desde hace 10 días. Es un Tabby, pero sus rayas no son muy definidas y el color de su pelaje no es rojo -como era el de Martín- sino amarillo. Nació el 26 de abril de 2007, mañana cumple 3 meses y aunque en este momento no está bonito, estoy segura de que llegará a estarlo. Es flaco pero come mucho y con desespero; es divertido y alocado como todos los gatos amarillos. Por supuesto que ya usa la caja sanitaria.
El día que llegó temblaba del miedo y se escondía de mi y así estuvo durante casi 3 días; ahora, ya conoce la casa y tiene confianza; se mueve a su gusto y curiosea todo, también lanza al piso todo lo que encuentra sobre las mesas. No me he atrevido a dejarlo a solas con Tito –el otro gato- porque es rechazado con bufidos; Tito también está molesto conmigo, no se comporta igual que antes, tiene celos.
Me gusta mucho el Gatín porque tiene la misma mirada de Martín, juega lindo, es su continuidad… a él le gustan mis piernas; ya sabe que yo soy su mami. Les dejo una foto de él que no me gusta pero fue la primera; ya habrán otras mejores.




Ya el Gatín tiene más de un mes en casa y las relaciones con Tito mejoran... podrían ser mejores pero Gatín siempre quiere jugar y Tito se fastidia y se queja cuando le encaja las uñas.
A estas alturas recorre la casa a su gusto, se sube a mi cama por las mañanas y se acuesta sobre mi almohada y/o mi cabeza; por las tardes acompaña a su papi durante la siesta. Al igual que Martín es maniático y mueve el recipiente de agua de su sitio antes de comenzar a beberla; sólo a ellos dos los he visto hacer esto. Aún no puedo decir que es un gato bonito, pero lo quiero mucho...




Dormido entre las piernas de su papi




Octubre 2009

El Gatín tiene 2 años y 6 meses y es todo un personaje. Lo que le hace distinto a mis dos gatos anteriores -Tito y Mart.in- ya en el cielo ambos, es que habla muchísimo... para cada acción tiene una voz y se hace entender muy bien.
La manía de mover el envase del agua se la quité sirviéndosela en uno muy pesado que él no podía empujar.
Como casi todos los gatos, es muy buen compañero, duerme mucho y le gusta estar acompañado, es un gato-perro.
Pide comida a toda hora pero yo lo obligo a respetar sus horarios; su papá sí sucumbe ante sus demandas, pero yo no... está bastante gordo (7 kilos) y desde hace mucho su comida es de dieta.
Creo que Gatín se aburre sin un compañero por lo que me encantaría buscarle una compañera porque siempre he querido tener una gata en casa, pero su papá no me lo permite... veremos.
Gatín logró lo que los anteriores no: dormir entre nosotros.



Así es el Gatín hoy en día: gato amarillo, ojos amarillos

2 comentarios:

Tati dijo...

No lo puedo creer mi gata se llama GATIN tambien, aqui puedes ver una foto: http://www.flickr.com/photos/latati/900468946/in/photostream/

Yo soy amante de los gatos, de hecho tengo 3 y todos son iguales!!

juancpove dijo...

Excelente tu blog de gatos, le voy a pasar un link a una amiga que también se muere por ellos.

Éxitos!!!